jueves, 30 de abril de 2009

Fotismos: Julián Barón

El colectivo Blank Paper formado por Fosi Vegue, Ricardo Cases, Antonio Xouvanova, Oscar Monzon, Mario Rey y Alejandro Marote se creó en 2003 como consecuencia de una pasión compartida por la fotografía. En 2006 Fosi Vegue fundó La escuela Blank Paper en Madrid, con la intención de ofrecer formación desde la experiencia de los miembros del colectivo y de otros fotógrafos dentro del ámbito de la fotografía documental. En 2008 se abre nueva sede en Castellón coordinada por Julián Barón.

¿Cómo conociste Blank Paper y cómo surgió la idea de abrir una escuela de fotografía en Castellón?

Más que a Blank Paper, conocí primero a Fosi en el 2002 en Albarracín. Después he ido conociendo a los miembros en distintos viajes a Madrid y comidas en La Sanabresa: Toni, Mario, Oscar, Ricardo y Alejandro. También las paellas de mi madre en Segorbe han tenido su efecto.

¿Qué cómo surgió la idea de montar una escuela de fotografía en Castellón?... recuerdo que surgió.

¿Qué es lo que te aporta la escuela y que esperas de ella?

Espero que La escuela sirva para que seáis más felices conociendo a la fotografía, qué disfrutéis con ella y nos hagáis disfrutar a todos. Que nos acerquéis vuestras propias vidas o las de vuestro entorno a través de ella, además de que sigáis disfrutando intensamente.

La escuela es un sin vivir de aportaciones personales. Continuamente me sorprendéis, y me generáis millones de preguntas que enriquecen el discurso y la narración fotográfica. ¿Qué más se puede pedir?

¿Crees que la escuela puede ser un medio de acercamiento de la fotografía a la gente?

La escuela es un sendero más de acercamiento a la sociedad que vivimos actualmente mediante la fotografía. Por ello es tan importante que formemos una visión fotográfica de nuestro entorno más próximo, para así conocer y mostrar nuestra sociedad, los problemas y cuestiones que vivimos en una época y un tiempo.

¿Qué es para ti la fotografía documental?

Una forma de ver y sentir la fotografía. Lo documental es una clasificación que tiene que ver con la capacidad de los fotógrafos para captar la realidad circundante y transmitirla visualmente.

¿Cuándo descubriste tu pasión por la fotografía?

Descubrí la fotografía en el Camino de Santiago, en 1999. Al siguiente año ya me hice socio de la agrupación Sarthou Carreres, y a partir de aquí la pasión ha ido virando a obsesión.

¿Qué proyectos tienes en mente?

Cabanyal. La Mancha. Pasión por Castellón y lo que vaya surgiendo, además de un proyecto de proyectos en el que estoy trabajando con Fosi. Consiste en editar y contar historias de archivos fotográficos privados y públicos que caen en nuestras manos. Nosotros nos encargamos de disfrutar.

¿La escuela colabora con algún colectivo u organismo de Castellón?

Desde La escuela colaboramos con el Aula de fotografía de la Universitat Jaume I, organizando diversos actos relacionados con la fotografía.

¿Hay algún proyecto?

En mayo de 2009, dentro del marco del Festival de fotografía Imaginaria de Castellón, organizado por la Universidad Jaume I, se realizará el 23 de mayo a las 23.00 horas una proyección en el claustro del Museu de Belles Arts de Castellón con los proyectos realizados por los alumnos de Madrid y Castellón, además de la organización de la exposición de Alejandro Marote, también en el Museu que se inaugurará el 20 de dicho mes.

¿Qué pregunta te hubiera gustado que te hubiéramos hecho?

Una pregunta parte como si fuera un árbol de problemas que se va ramificando sin fin.







Julián Barón. Cabanyal 2005-2009




(Alumnos de La escuela Blank Paper Castellón)

miércoles, 29 de abril de 2009

Desvaríos: Errores cautos


Las cosas solían girar sobre el eje subterráneo que acota las mentiras cortas, y presupone que los errores cautos son artimañas que utiliza el delirio con tal de engañarse para levantarse temprano un día más.


Ayer dibujé tu nombre entre bocanadas de humo que daban a parar donde las nubes. Tan alta como el cielo eras.


Solo para mí y para la última copa del árbol más alto del mundo. Que sin quererlo sonrío cuando te vio colgada del techo observando como desde abajo yo, solo podía no dejar de mirarte.

martes, 28 de abril de 2009

Accidentes urbanos_ espacios apropiados

Castellón no es precisamente una ciudad de espacios marcados. No hay un barrio de artistas, un barrio chino o una calle donde encontrar especias de todo el mundo. Nos limitamos a espacios pequeños: la calle de las putas, la plaza de la Lija (eso dicen los esqueiters, ¿no?) y poco más. No solemos apropiarnos de los espacios, nos limitamos a circular.

Una de las notables excepciones es ese escaparate de las tendencias teen en las que se convierten, casi cada tarde, los ventanales del Casino Antiguo. Pasan los años pero la moda pervive. Los adolescentes de todos los colores se sientan a verlas pasar.

No tiene precio el contraste entre las partidas de cartas (¿bridge?) en el interior con las lenguas aceleradas en primavera. Tía, tía, jo tía… Y las posaderas de los más jovencitos descansando sobre un edificio que tiene ‘Antiguo’ por apellido. Muy castellonero, sí señor.

Siempre surgen voces que reclaman edificios o centros semipúblicos para que los adolescentes pasen el rato alejados de botellones y otras influencias perniciosas (!) como en su día fueron los recreativos, casi peor que las timbas de poker ilegales.

Como nunca hemos sido carne de ventanal, desconocemos si cada tarde aparece el conserje del Casino para intentar enviarlos de vuelta al Tuenti pero, joder, dan color y marcan uno de esos contrastes que tanto nos gustan y que, hasta cierto punto, dan carácter. ¿Alguien tiene fotos?

lunes, 27 de abril de 2009

Dando Color: Calamaro Celestial

por Andrés Craig,

Vivir así no es vivír esperando y esperando, porque vivir es jugar y yo quiero seguir jugando. “Paloma” de Andrés Calamaro

El paso de los años, de las modas, de las canciones, de la vida al fin y al cabo, me ha hecho comprender que nosotros mismos no somos lo que elegimos a nuestros artistas preferidos, sino que son ellos, sin conocernos, los que nos señalan con su varita mágica. Una letra escrita en un momento de inspiración por alguien que no tiene nada que ver contigo puede llegarte al alma de tal manera que tengas la sensación de que a ti también te ocurrió algo así, y entonces surge una conexión vital. Es como la necesidad de colmar tus momentos mejores, y también los peores, con estribillos que ya nunca más olvidarás y asociarás para siempre a ese instante que ya pasó, pero que recuerdas cada vez que empieza a sonar esa dichosa melodía. ¿Por qué? por que sí, por que sí, por que sí...

Pero todo esto que os cuento a veces va más allá, ya que ocurre que esas emociones, que el genio plasma en canciones, suelen ser la respuesta a todo tipo de cuestiones que nos vamos haciendo por el camino; e incluso la vida del artista revela un aprendizaje infinito, para los que le seguimos contemplando, que no se adquiere en los libros. Todo en sí sucedió por algo y ahora, el resultado es éste, y nadie puede cambiar lo que ya ha pasado, solamente si acaso curarnos las heridas, como diría el propio Andrés.

La maravillosa época de Los Rodríguez me pilló en plena adolescencia cuando no existía ni Internet, ni los móviles, ni la Playstation (a la que nunca he jugado, por cierto) y me marcó hasta tal punto que llegaron a ser mi grupo preferido (y desde entonces ahí siguen, dándolo todo en mi habitación). Después, tras su separación, re-apareció Calamaro en solitario con su “Alta Suciedad” que, para mi, coincidió con el comienzo de una larga travesía personal hacia la madurez... que me costó sudor y lágrimas alcanzar (si al fin la he adquirido, que no lo se muy bien). Y ya desde entonces, casualidad o causalidad, pero los cambios más significativos que recuerdo en mi vida están bautizados por las canciones de este peculiar personaje: el último genio del milenio, el primero del Siglo XXI.

... y me siento realmente afortunado de que así haya sido, de lo que para mi ha significado, significa y significará.

Es, claro está, una complicidad unilateral que me lleva a recrearme más allá de las canciones, transformadas en mis propias emociones. Calamaro, sin duda nació para componer, visualizó ese don celestial y no deja de impartir lecciones allá por donde pasa.

Y me apetece bastante escribir sobre este grandísimo músico argentino, de trayectoria espectacular, también porque simboliza como nadie la superación del mito sexo, drogas y rock&roll. Quizá si después de estas revelaciones hablo de religión o incluso nombre a Andrés Calamaro profeta haya a quién le parezca realmente exagerado y se rasgue las vestiduras, pero si alguien realmente sabe el significado de esa divina palabra será consciente de que me estoy refiriendo a espiritualidad, a fe, a respuestas, a oración. Y yo, cuando escucho alguno de sus temas siento una sensación similar a lo espiritual, y cuando a él las cosas no le iban del todo bien (excesos incluidos) tenía fe en que todo se iba a enderezar; con sus letras nos da respuestas en temas que nadie nunca se molestó en explicarnos. Andrés ha escrito canciones que son el rezo diario de mucha gente feliz y también de mucha otra desesperada, así que... cada cual que saque sus propias conclusiones.

Y ahora, el maestro, ha decidido reunir en una especie de Antología, Obras Incompletas, lo mejor de su últimos y fructíferos trabajos (decir lo mejor suena a blasfemia, porque no están todas las que son...). Exactamente desde el post-Rodríguez hasta hoy en día: es un recorrido visual y musical (2 DVD’s y 6 CD’s) por estos años locos de su vida en la que Andrés Calamaro ha tenido tiempo de bajar a los infiernos, subir al cielo e incluso pasar por el purgatorio.


Este box es inexcusable para todos aquellos que rendimos pleitesía al más grande; los que lo quieran conocer y no se atrevan con dicho pack pueden empezar por la Biblia de Calamaro, que es el “Honestidad Brutal”. En sus “Obras Incompletas” nos podemos encontrar algunos de los temas más importantes y brillantes de su discografía oficial y también escandalosas joyitas remasterizadas que iba colgando en Internet para sus fans; además de imágenes camboyanas que nadie se debería perder para entender el antes y después de Andrés: del Deep Camboya, su estudio de grabación casero, a “La Lengua Popular”, su último trabajo, pasando por su triunfal vuelva a los ruedos con “El Regreso”, etc...

Porque cabe recordar/destacar que este gran tipo, al que nadie hace sombra creativa, se pasó noches y días enteros, y seguidos, probando y plasmando en canción cualquier pensamiento instantáneo que tuviese, ya fuese o no políticamente correcto (como ocurre en “El Salmón”). Artista inspirado como pocos por los siglos de los siglos ha sido capaz de crear algunas de las melodías más brillantes que perdurarán para siempre, que tararearemos una y otra vez... y todo lo demás, también.

Gracias Comandante por seguir jugando...

sábado, 25 de abril de 2009

Planeta Cine #21: Propuestas "internacionales"

Me gustaría saber a mí por qué nos gusta tanto en España "adaptar" con un subtítulo a modo "folklórico" cualquier título que nos atrevemos a dejar en versión original, y siempre con una intencionalidad como de: "Aunque el título original lo dejamos porque mola, la película va de esto, pero que quede bien". No sé, me viene a mí a la mente, así de primeras, del original Brokeback Mountain, el subtítulo que se le puso a modo de coletilla En terreno vedado. Y dicho esto, también me parece digno de investigación por qué se crean géneros a partir de traducciones sui generis de títulos originales. Hablamos hace meses del género "de pelotas" a raíz de películas como Cuestión de pelotas, Una pandilla de pelotas o Hermanos por pelotas, cuyos títulos nada tienen que ver con la traducción literal de sus referentes anglosajones. Pues hoy, todo esto viene a cuento de The International, película que aquí, tras dejar este acertado título, se ha acompañado de la insalvable partícula adherida Dinero en la sombra. En este caso tenemos paradigma de la célebre hispano-coletilla folklórica y, de paso, otro "género por traducción": El de la "sombra". La semana pasada misma se estrenaba, del original State of play, La sombra del poder, y el viernes anterior: Espías en la sombra. Así otra vez de sopetón, me vienen a la mente La sombra del testigo, Conspiración en la sombra, La sombra del reino, La sombra del cazador... Digo yo que será por el "mal rollo" que da la connotación de "sombra" en el título para los thrillers, porque en más de la mitad de los casos, el término "shadow" no lo encontramos en el original...

Tras este (necesario) desvarío, entramos ya en The international (dejémosla así), un thriller de acción en el que el sistema bancario internacional y el entramado de intereses políticos mundiales que hay tras él son el objetivo de una investigación llevada a cabo por un agente de la Interpol (Clive Owen) y de la ayudante del fiscal de Manhattan (Naomi Watts). A partir de destapar un escándalo mayúsculo de venta de armas en países del tercer mundo a través de un banco tapadera con sede en Luxemburgo, The International construye un apasionante ejercicio de intriga y acción donde un Clive Owen que hibrida en su personaje trazas de James Bond y de Jason Bourne intentará denunciar un sistema financiero y político enfermo y corrupto. La historia, haciendo valer el título del film, se ubica en diferentes naciones y tiene una perspectiva globalista que se agradece mucho en títulos pretendidamente tan "americanos". Las localizaciones donde veremos a los protagonistas van desde Istambul a Milán (donde hay una gran escena con un francotirador), pasando por Berlín o Nueva York. Mención aparte merece la secuencia del violento tiroteo en el Museo Guggenheim de NY, narrada con un pulso y una habilidad narrativa sensacionales, de ésas que ya solas te pagan la entrada del cine. No en vano tenemos tras las cámaras al alemán Tom Tykwer, quien ya deleitó por su ritmo narrativo en la frenética pero quizá excesivamente videoclipística Corre, Lola, Corre, toda vez es una película que recomiendo eche un vistazo a todo el que no la haya visto. Su evolución le llevó a orquestar la adaptación al cine de la exitosa novela de Patrick Süskind: El perfume, que hasta ahora era la última línea de su currículum. Ahora cimenta un modélico thriller que es, sin duda, lo mejor que se estrena esta semana, y como mi función aquí además de informar es precisamente ésta, valorar, os recomiendo su visionado.

Luego está "la española" de la semana. Como siempre. La multipromocionada en televisión Fuga de cerebros, película que se resume fácilmente con una frase: American pie a la española. Además nadie de su equipo lo oculta. La fórmula es sencilla. Se ponen detrás de las cámaras a gente que viene de trabajar en televisión, como el director Fernando González Molina o los guionistas Álex Pina y Curro Velázquez, que han trabajado, por ejemplo, para Los hombres de Paco. Después, ante las cámaras, un buen puñado de atractivos rostros conocidos de la pequeña pantalla con el reclamo evidente de la belleza de Amaia Salamanca, de Sin tetas no hay paraíso. Aliñamos esto con grandes nombres de la ficción española como Antonio Resines, Loles León y José Luis Gil (al estilo Aquí no hay quien viva), Fernando Guillén Cuervo, Álex Angulo o Mariano Peña (el Mauricio Colmenero de Aída). Ahora elaboramos un guión lleno de estereotipos, fácil de seguir, con desnudo (gratuito) de la atractiva protagonista y con un sinfín de gags escatológicos y esperpénticos y lo promocionamos para captar al público adolescente, esto es, y ya lo he dicho en múltiples ocasiones, el hoy en día público preferente de las salas y paga las entradas de cine. El resultado, a las pruebas me remito. ¿Alguien ha dicho Mentiras y gordas?. Efectivamente. Exacto patrón. Pues deciros que fue número uno en taquilla en la semana de su estreno, por más que (con cierta razón aunque muy perversamente) se la ha utilizado de arma arrojadiza para desprestigiar y etiquetar de poco menos que inútil a su guionista Ángeles González-Sinde, ahora célebre Ministra de Cultura del Gobierno. Ah! Se me olvidaba la sinopsis, aunque pueda parecer innecesaria. Emilio (Mario Casas) está enamorado de Natalia (Amaia Salamanca) desde los cinco años. Cuando por fin cree reunir el valor para declararse, al acabar el instituto, a ella le dan una beca para estudiar medicina en Oxford. Sus cuatro pueriles y patéticos amiguetes (a saber: un ciego romántico, un parapléjico salido, un chuleras y un gitano "camello" trapicheador) falsifican documentos y le acompañan para ir tras ella. A partir de ahí, todo tipo de situaciones tópicas e infames con chistes de mal gusto (incluso necrofilia) que uno pueda imaginar. Decir que, así como en The International las múltiples localizaciones son reales (y fantásticamente fotografiadas), en Fuga de cerebros podemos imaginarnos que las escenas no se han rodado en la mítica sede británica, aunque a quién le importa al fin y al cabo, hemos pasado de Los crímenes de Oxford a Los frikis de Oxford.

Se estrena también este fin de semana Rudo y Cursi, film que también nos ofrece la posibilidad de catalogar (aunque cómicamente) con una sola expresión: "Oliver y Benji a la mejicana". Así, como lo leéis, esta película mejicana trata de la vida de dos hermanos: Beto y Tato, uno portero, el otro delantero que sueñan con ser unos ases del deporte rey (Oliver... Benji... los magos del balón; Benji... Oliver... sueños de campeón...). En el camino se topan con el arquetípico representante: embaucador, liante, interesado, con labia y, encima: argentino. Él consigue llevarlos a la fama, aunque en el tránsito encontraremos múltiples aventuras y desventuras de por medio. En resumen, simpatiquísima comedia mejicana que logra reunir a los seis "hombres de cine" mejicanos más importantes del nuevo milenio. Ahí van: Gael García Bernal y Diego Luna como los hermanos protagonistas, Carlos Cuarón (hermano de Alfonso) en la dirección, y el celebérrimo trío Alfonso Cuarón, Alejandro González-Iñárritu y Guillermo del Toro en la producción. Ahí es nada... La película va narrada mediante la voz en off de "El Batuta", el representante argentino (Guillermo Francela), personaje clave y que consigue hilvanar los aspectos de la historia y de la vida misma a través de símiles futbolísticos. El único handicap puede ser que no todo su humor se "capta" como debería, pues es una cinta "muy mejicana", pero en conjunto asegura un buen rato de diversión, con moralina evidente sobre la banalidad de la fama, el papel de la familia y la corrupción generada por el dinero.

Por cierto, aunque con menor distribución, se estrena también la última obra maestra de la animación clásica del GENIO (en mayúsculas) Hayao Miyazaki: Ponyo en el acantilado, una versión absolutamente libre de La sirenita en la que un muchacho de cinco años mantiene una relación con una pequeña pez que tiene sueños de convertirse en humana. Una delicia llena de ingenuidad, inocencia y belleza alambicada a partir de la simplicidad del dibujo clásico y del minimalismo formal, algo que la animación mainstream hace ya tiempo que, por desgracia, parece tener ya olvidada. La cinta tuvo una gran recepción crítica en el festival de Venecia y, si podéis, no debéis dejarla escapar.

Noticia: Suzy & Los Cuatro el domingo en Four Seasons

El domingo Suzy & Los Cuatro visitan Four Seasons.

"¿Te has preguntado alguna vez cómo sonarían los DICTATORS mezclados con THE RECORDS y BRENDA LEE cantando? ¡SUZY & LOS QUATTRO son tu banda! Lo suyo no es dedicarse a la nostalgia. Este disco contiene futuros clásicos que podrían de hecho contentar a cualquier persona en cualquier época" (Lindsay Hutton)

Domingo 26 – SUZY & LOS QUATTRO (Barcelona) – 6 € / 8 €



viernes, 24 de abril de 2009

Cinecalipsis: manual para el perfecto ateo

Desde que Michael Moore diera rienda suelta a todas sus ideas, algunas más acertadas que otras, en sus cintas, miedos y opiniones, en Bowling for Columbine, el cine dió el pistoletazo de salida para un nuevo género, una revisión del documental cuyo principio básico no era la imparcialidad y la objetividad, sino el amarillismo más absoluto, aunque también la crítica social y la ironía. No es que fuera un fenómeno nuevo, pero desde luego antes del abucheado Michael este género no llenaba salas de cine ni copaba las portadas de los periódicos.

Desde entonces hemos visto cantidad de documentales de denuncia, ya sea contra la posesión de armas, el fast food o la forma de operar de las industrias cárnicas. La religión no podía ser quedar fuera de esta conjura y hoy, para los más ateos -o incluso, agnósticos con dudas- os proponemos tres documentales que harán las delicias de cualquier 'fan' del evangelismo:

Campamento Jesús (2006): polémico documental, estrenado en el último festival de Tribeca, sobre los campamentos cristianos para niños en EE.UU. y, concretamente, Kids on Fire, organizado por Becky Smith en Dakota del Norte. Las directoras del documental, Rachel Gray y Heidi Ewing, siguen a tres niños de unos 10 años que son imbuidos de la forma de ver el mundo de una parte de la Iglesia Evangélica, ideas que incluyen que Harry Potter debería ser condenado a muerte por practicar brujería o las mentiras detrás del calentamiento global. No se pierda como bendicen las sillas, mesas e incluso el power point y el equipo técnico.





Religulous (2008): documental dirigido por Larry Charles (Borat) y protagonizado por el humorista estadounidense Bill Maher, presentador de Real Time with Bill Maher en la cadena HBO. Famoso por su postura contraria a la religión, Bill Maher visita diferentes congregaciones religiosas y habla con científicos desde la ironía sobre la religión y el porque de la fé. Sin duda los momentos má divertidos se concentran en la visita a la capilla-trailer para camioneros y la entrevista con el actor/Jesús de The Holy Land Experience.





For the bible tells me so (2007): aterrador documental sobre la opinión de la iglesia sobre la homosexualidad en Estados Unidos y la posición de algunos católicos acerca de este tema. Sin duda trágico en todo momento, sella una denuncia abierta hacia una de las opciones más radicales dentro de la misma iglesia.






Noticia: Concierto de Lydia Lunch en el Espai d’art

Este viernes 24 de abril, a las 22:00 h continúa en el EACC el ciclo de conciertos Espaisonor con la presentación de la intérprete norteamericana Lydia Lunch.

Aclamada por el Boston Fénix como "una de las 10 permorfers más influyentes de los años 90 ", ninguna otra artista del siglo XX ha luchado, ha interpretado, y ha esculpido su propia visión artística de un modo tan únicamente original. Desafiando la clasificación, Lydia Lunch activamente ha conquistado nuevos territorios, y ha ganado el reconocimiento internacional para la calidad innovadora de su trabajo.

Lydia Lunch es una de las grandes representantes de la no wave neoyorquina. Una de las figuras esenciales del underground universal y, también, performer, poeta, escritora de prosa, artista multimedia, cantante, músico, compositora y una de las grandes impulsoras del spoken word que iniciaron sus amigos y mentores de la generación beat (William Burroughs o Allen Gingsberg).

El show de Lydia Lunch en el EACC es especial, pues celebra la aparición de la publicación homónima. Otra exploración de la autora en nuevos lenguajes con los que exorcizar sus demonios. Literatura + Música + Vídeo para hablar de la violencia y del cuerpo, de la guerra y de la sangre, de la memoria y de sus fantasmas.

jueves, 23 de abril de 2009

Desvaríos: Olvido Montones


Olvido montones nunca fue como las demás, solo a veces como todas, pero con un poco de suerte supo salir airosa de los agujeros que poblaban el planeta en invierno y se mostró fuerte ante las envidias y los miedos al rechazo.


Se construyó una capa anti estrés con la que irse a pescar estrellas, y no empleó ni un segundo más de su tiempo en recorrer ansiosa los cajones de la cocina buscando en ellos un porqué a la cotidiana desdicha de la gente.


Bajo las plantas de sus pies, nacían flores de colores diversos. A su paso, un reguero aterciopelado y precioso llenaba de luz y armonía los caminos transitados, llegaba serena y sonriente al estanque donde dormían los patos y uno a uno los iba despertando con cuentos que había inventado durante la noche expresamente para ellos.


Abrían los ojos curiosos, recorrían con ternura en la mirada la seda de sus cuerdas vocales, y se deleitaban una y otra vez durante su preciado tiempo matinal con las historias maravillosas de castillos y tiranos que contaba Olvido como si cantara.

miércoles, 22 de abril de 2009

Coolhunting en La Plana: Los trendsetters de mi barrio

Por Lola Cu,

De verdad de la buena, pretendía hacer una serie de cuadros costumbristas, siguiendo un espíritu destructivo a lo Pascual Tirado, pero en castellano y de raval. Me di una vuelta por mi barrio en busca de esas escenas del Castellón underground que tanto nos molarían si las viéramos en ciudades más guays y más cosmopolitas para luego hablar de nuestra hipocresía y esas cosas. Pero, joder, mi barrio es tan heterogéneo que la misma definición de costumbrismo me llevaría una semana.

Tres portales más arriba debo tener una casa de putas, o unas tías muy dadas a enseñar carne que comparten un piso muy pequeño, aseguro que no tengo un día suspicaz. Una de ellas es la verdadera trendsetter de la panda. Es morena, probablemente brasileña o algo parecido. Piel muy morena, pelo estropajoso negro larguísimo en plan pantojil, nada cuidado. Ayer me crucé con ella, que venía de la compra con ese look que no llega ni a choni. Pantanón pitillo-pirata-lavado a la piedra (oh, sí!), sandalias doradas by el chino de la esquina, camiseta topeceñida con el sujetador en contraste y poco más. Dos días después, sus colegas irán igual, que las tengo fichadas.

Mi kebab favorito está a cinco minutos andando. Es diminuto y a veces toca hacer cola en la calle. Un gran lugar para los coolhunters de La Plana. Multicultural, multiétnico, heterogéneo, ecléctico. Normalmente hay dos o tres tipos que atienden el kebab, que se turnan con los que atienden la verdulería que hay en otro punto de la calle. Son todos clónicos, pero uno de ellos es el más transgresor. ¡¡¡Se pone gomina!!! Disculpen mi ignorancia, porque desconozco por completo si la gomina inclumple algún precepto religioso, pero me mola mucho ese look entre metrosexual playero y mártir del pan pita. Adorable.

Mis trendsetters favoritos son Andy y Lucas, aunque es muy posible que no se llamen así. Les adoro. Se pasan la vida dentro del parking, dentro del coche. Un coche viejo que uno de ellos ha debido heredar de su padre, verde botella, lleno de rascadas. Ese coche me recuerda a las maquinitas esas de la feria que tienen un gancho para cazar peluches malos y feos. No se ve una mierda, no entiendo como no les multan. El otro día conté una Pucca (no está más vista que el tebeo??), a Trancas y Barrancas, un corazón colgante, un par de ositos horrorosos y algo más que no supe identificar. Lo mejor, la placa que lleva delante, junto al volante: “Chico guapo”. Al menos, yo hubiera puesto una verdadera macarrada, del tipo “soy peligroso” o alguna flipada semejante. Como son los malotes cutres del barrio, los preteenagers les adoran. ¡Cómo está el mundo!

martes, 21 de abril de 2009

Escapadas cercanas. Fredes

Ha llegado el momento de recuperar las botas de montaña y la mochila. Que no nos asusten las últimas lluvias y los últimos fríos, coletazos de un largo invierno que parece que no se quiera ir.

Estamos en primavera, los días son largos y la naturaleza no presenta su mejor cara.

Aprovechemos y perdámonos por el monte, lejos de la ciudad y los agobios. Para ello, en esta ocasión visitaremos un lugar muy especial: el pueblo de Fredes y la Tinença de Benifassa. Una zona al norte de la provincia y colindante con las de Tarragona y Teruel, que junto a los cercanos Ports del Beceit conforman un vasto territorio prácticamente virgen y aislado; paraíso para los senderistas y los escaladores.

Se suceden los paisajes de roca calcárea, que los elementos han moldeado hasta lograr una belleza genuina (simas, barrancos, arcos) y que se mezclan con profundos bosques, incluido uno de los hayedos más meridionales de la península. La gran diversidad en fauna de la zona hace que no sea difícil toparse con cabras montesas o jabalíes.

La caminata que proponemos en esta ocasión es una buena forma de introducirse por primera vez en este territorio. Se trata de una ruta circular de unos 15 km, bien señalizada y con pocas dificultades técnicas. El punto de partida se encuentra en el embalse de Ulldecona, cerca de la localidad de La Sénia. En la parte norte del mismo, podemos dejar el vehículo, justo en un cruce de pista forestales.

Allí mismo parten varias sendas, cogeremos la señalizada como A Fredes per el Salt del Robert . La senda se interna rápidamente en las montañas siguiendo el curso de un barranco. Tras unos kilometros de ligera ascensión llegamos a una cascada, el Salt del Robert.

Continuando la senda hacia Fredes comienza una subida zigzagueante que desemboca en un cruce de camino ya a las afueras del pueblo. Aunque no es necesario para completar la ruta circular, vale la pena acercarse y caminar por las calles de Fredes. Se trata de un pequeño y típico pueblo serrano, aislado en ocasiones en invierno y con una disposición de las casas que permitía, según dicen, en tiempos pasados, cerrar con portones las calles y evitar la entrada de lobos en los fríos meses de invierno.

Retornando al cruce que dejamos en las afueras, tomaremos en esta ocasión el sendero marcado como Al Embalse de Ulldecona por el Portell del Infern. Por este camino podemos retornar donde dejamos el vehículo por la parte alta de la montaña; disfrutando de las maravillosas vistas de los alrededores.

El Portell del Infern es un estrecho paso de montaña, donde existen un abrevaderos naturales donde suelen beber las cabras montesas. A partir de este punto la senda se amplia y comienza una larga bajada hasta el embalde de Ulldecona y el punto de partida, donde finaliza nuestro recorrido.

Anímaos con este ruta porque nunca defrauda.

lunes, 20 de abril de 2009

Diccionario Gris: Voyerismo emocional


No me gusta salir mucho los fines de semana, sin embargo desde casa me entero de todo lo que pasa cada sábado gracias a los comentarios, fotos y conversaciones de mis más de cien contactos en Facebook.
¿Quién no tiene hoy en día un myspace, un facebook, un blog o un fotolog? Y aquellos que se resisten a tenerlo ¿no se han convertido acaso en marginados sociales?
Disfrutamos contemplando las emociones supuestamente íntimas de otras personas, como un voyeur por una mirilla; ésa es la razón de que este tipo de páginas sociales tengan tanto éxito y sumen adeptos a ritmo de un 20% . Según un artículo de EL PAIS del 24 de marzo de 2009, ya somos trece millones de personas en España las que formamos parte de alguna de estas redes. Casi un tercio de la población.
“Extimidad” : difusión de la propia intimidad.
No dejo de pensar que los blogs, fotologs o los myspace han servido para desarrollar la sensación de ser personas V.I.P., ya que exponemos información de nuestras vidas como si fueramos actores de Hollywood, músicos o artistas famosos, con fotos nuestras dignas de portada de disco. Lo que muchos llaman un “egolog” y lo que yo pienso que es un complejo de superstar. A veces nos encontramos entradas de blog comparables a articulos del HOLA! ¡Cómo nos gusta hablar de nosotros mismos!
A favor tengo que decir que esta herramienta social que a muchos nos ha pillado ya mayores, ayuda mucho a expresar sentimientos, lo que es muy beneficioso para adolescentes que están en proceso de crearse una identidad propia o personas con dificultad para relacionarse socialmente. Ha hecho que gente que apenas lee y nunca haya cogido un boli, escriba largo y tendido sobre su vida. Es también sorprendente la información que puede llegar a través de estas páginas, y los amigos de la infancia que se pueden recuperar.
Siempre he pensado que un diario personal es como ir a un psicoanalista, ayuda a entender la vida al describirla y analizarla por uno mismo. Pero no nos equivoquemos, las personalidades que exponemos en internet no son las reales. Toda persona actúa de forma distinta si se siente observada, es inevitable, nos hemos creado un avatar virtual y muchas veces no escribimos cosas personales por temor a lo que pensarán los demás. En mi opinión, eso es trampa. Aunque quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.
Lo ultimo en red sociales que aun no se ha desarrollado en España (y que no estoy segura de que llegue a hacerlo) es el blogTV. Te conectas a la cámara y hablas de tu vida, bailas, tocas un instrumento o incluso pinchas música. La gente puede conectarse libremente a tu cámara e interaccionar contigo.
Hace diez años no existía nada de esto, y el ritmo de evolución de las tecnologías me asusta un poco. Dentro de poco ¿Nos iremos virtualmente de tascas por Castellón?

sábado, 18 de abril de 2009

Planeta Cine #20

Tras la semana festiva y su correspondiente descanso en la que no tuvimos Planeta Cine, las distribuidoras no desaprovecharon la ocasión y adelantaron el estreno de un buen puñado de títulos al pasado miércoles 8 de Abril. Esta semana, con todo normalizado ya, vuelven los estrenos al clásico viernes, de modo que tenemos acumulados unas cuantas películas de las que tenemos que hablar. Empezaremos como siempre por los estrenos de este mismo fin de semana (destacaremos los dos más comerciales y que a buen seguro estarán en la mayoría de las salas de nuestra provincia) y nos haremos eco de los estrenos más destacados de la semana anterior.

Se estrena hoy La sombra del poder, obra a medio camino entre la adaptación y el remake de la miniserie creada por la BBC en 2003 llamada State of play. Se trata de un complejísimo thriller político centrado en el periodismo, con claras referencias - y es fácil adivinarlo - al mítico film de Alan J. Pakula Todos los hombres del presidente. Aquí, Russel Crowe hace del periodista de la vieja escuela, tosco y poco tecnófilo pero muy intuitivo y con olfato para los escándalos políticos. Rachel McAdams hace de su joven periodista compañera, inexperta pero con mucho tesón y motivación, referencia clara a los nuevos caminos que el periodismo contemporáneo está emprendiendo (tecnología, blogs...). Luego está Ben Affleck como el congresista que se verá metido en el escándalo - de hecho el film podría haberse titulado Todos los hombres del congresista - y el cuarteto lo completa la oscarizada Helen "The Queen" Mirren como la jefa del Washington Globe en la que trabajan Crowe y McAdams. La enrevesada trama y los continuos giros de guión están a la orden del día, objetivos ocultos, informaciones inesperadas, intereses escondidos, presiones del poder... todo ello cuestiones que es difícil resumir aquí pero que pueden ilustrarse a la perfección simplemente mencionando el currículum del trio de guionistas que se ha encargado de adaptar el libreto original. Para empezar, Tony Gilroy, director y guionista de las recientes y exitosas Michael Clayton y Duplicity, que para quien las haya visto, sabrá de sobra que convierten a su creador en todo un especialista en tramas de espionaje, intereses mercantiles y grandes multinaciones con secretos que esconder. Luego está Billy Ray, director y guionista de la reciente El espía, otra película con tintes clásicos y con una trama detectivesca de corporaciones cruzadas con conspiraciones gubernamentales. Adereza este resultado con Matthew Michael Carnahan, autor del libreto de La sombra del reino, reciente film pseudo-bélico con Jennifer Garner y Jamie Foxx que trataba sobre los intereses norteamericanos en Medio Oriente y el terrorismo islámico como telón de fondo. Con todo ello, ahora estos tres señores de sobrado talento han intentado compendiar seis horas de miniserie en un largometraje de dos horas, logrando un producto lo suficientemente enrevesado como para captar la atención del espectador más osado. Así, buen guión - aunque con los evidentes e insalvables clichés del género - y buen reparto - al brillante cuarteto citado acompañan papeles menores de Robin Wright Penn, Jason Bateman, Viola Davis o Jeff Daniels - y dirección a cargo de Kevin Macdonald, cineasta de corte documental que años atrás se interesó por la trama política en El último rey de Escocia, película por la que Forest Whitaker ganó el Oscar a mejor actor protagonista. En resumen, buen y recomendable thriller, apartado de la artificiosa parafernalia efectista del actual cine post-moderno que no decepcionará a los amantes del género.

La montaña embrujada, por su parte, propone todo aquello que no es La sombra del poder. Típica y tópica cinta de cine de acción y aventuras infantiles donde dos solitarios niños - interpretados por la prolífica AnnaSophia Robb de La cosecha, Un puente hacia Terabithia, Jumper y Charlie y la fábrica de chocolate y el menos conocido Alexander Ludwig - cogen un taxi conducido por Dwayne "The Rock" Johnson y le piden que les lleve al desierto de Las Vegas. Todo aparentemente normal hasta que nos damos cuenta que estos niños no son humanos, sino alienígenas con aspecto terrícola que buscan "La montaña embrujada" del título para salvar a su planeta. A partir de ahí, pues eso, aventuras y persecuciones por parte de un gobierno "que no niega todo conocimiento", un cazarrecompensas extraterrestre que intenta capturarlos - todo ello muy de Expediente X - y diversión y efectos especiales a go-go. Completa el reparto Carla Gugino, "Espectro de seda" en la reciente y alabada Watchmen, que hará de esa científica que cree la historia de los niños y que se unirá a su cruzada, obviamente con ese inevitable escarceo amoroso con el prota de la peli, en este caso el inexpresivo "The Rock" para cerrar el estereotípico formato familiar de la peli. Ah! se me olvidaba... produce y distribuye la Walt Disney, claro. A todo esto, el film vuelve a ser - y van ya... - un remake de la cinta original de 1973 dirigida por John Hough titulada en USA Escape to Witch Mountain - por el libro que adapta - y que, para mí habla por sí solo, se ha reformulado allí como Race to Witch Mountain, es decir, mucho más atractivo que sea una "race" que no una "escape" simple... con eso ya os digo qué ha primado en la actualización de la película setentera. Más acción y más efectos especiales, obviamente. Dirige Andy Fickman, en la "nómina" de la Disney desde que orquestó, también curiosamente con Dwight "The Rock" Johnson, la comedia familiar e infantil Papá por sorpresa. Así, se trata pues de una película que hará las delicias de los más pequeños y los adultos que les acompañarán encontrarán cierto placer en localizar las referencias - no demasiado sutiles - a títulos míticos de la ciencia-ficción como Matrix, Star Trek o Encuentros en la tercera fase.

La semana pasada, por su parte se estrenaron hasta cinco títulos en cartelera, siendo quizá Dragonball Evolution la más esperada de todas. Es muy posible que muchos ya la hayáis visto, por lo que no dudo confirmaréis que se convierte en el vil y cruel asesinato a toda una generación de infancias que han crecido con la serie. La peor película en lo que llevamos de año y posiblemente una de las peores que se estrenarán en mucho tiempo. Los motivos son muchísimos, de verdad, pero no hay espacio para ello, así que si queréis, lo debatimos en los comentarios. Es que si me pongo a criticarla no pararé... Además de este despropósito dirigido por James Wong, se estrenaron - y continúan en cartel - Señales del futuro de Alex Proyas - Dark City, El Cuervo, Yo Robot - con Nicolas Cage haciendo de Nicolas Cage, Al final del camino con Fernando Tejero y Malena Alterio haciendo de pareja protagonista con el mismo perfil que lo hacían en Aquí no hay quien viva y, finalmente, dos cintas francesas: París París de Christophe Barratier, que consiguió un gran éxito con su anterior Los chicos del coro y Espías en la sombra de Jean-Paul Salomé. Cualquier cuestión que queráis que comentemos de estas películas que se estrenaron la semana pasada, los comentarios están abiertos para todos.

viernes, 17 de abril de 2009

Miguel Ángel Martín: la asepsia en la mirada

El dibujo de Miguel Ángel Martín, limpio, aseado, suave..., es muy característico. Fácilmente reconocible por su depuración formal y el monopolio de la línea, funciona como una tarjeta de presentación. Su trazo limpio es heredera de la línea clara y de los chistes blancos de las revistas de historietas del franquismo. Sin embargo, su humor nada tiene de blanco. Se ha hablado a menudo sobre el contraste entre la violencia de sus historietas y su asepsia visual. Sin embargo, en Miguel Ángel Martín no sólo el grafismo es aséptico; también, y fundamentalmente, lo es su mirada.

En sus historietas, Miguel Ángel Martín se sirve de la línea mínimal y la narrativa clásica para estetizar la atrocidad. Con un dibujo agradable y un discurso transparente, Martín se distancia del contenido de sus piezas ya que, como en el humor, la apreciación estética requiere un distanciamiento emocional. Pero en temas tan profundamente morales como los que él aborda, este alejamiento provoca desgarros. He aquí el origen de la violencia de su obra, que llega a ser insoportable.

En esta asepsia de su discurso podría verse una ausencia de subrayado, como sucediese en el Ghost World de Clowes. Martín habla de la pena de muerte, de la eutanasia, de ética médica, de marginación, del interés social en la desigualdad... de temas de profunda importancia moral, pero no se presta a su análisis. Sin embargo, hablar aquí de ausencia de subrayado no es exacto, pues el autor no deja de utilizar, si bien discretamente transparentes, recursos con intencionalidad expresiva; lo que no hace es llamar al lector sobre el tema. Despoja cada pieza de tesis y análisis; no juzga, sólo presenta sucesos. (Lo cual no deja de ser, evidentemente, una falacia: sabemos que no existen hechos, sólo interpretaciones; el discurso es siempre una selección, un subrayado.) Sin duda es esto lo que escandaliza a los acérrimos detractores que de Miguel Ángel Martín son y han sido. Tratar los temas más enraizados en los cimientos de la moral se tolera a condición de estar dentro de esta misma moral, la mirada aliena no es aceptable, porque será desde dentro cuando necesariamente haya un juicio ya no moral sino moralizante. “Instruir deleitando”, justo lo que Martín no hace: ni instruye ni deleita.

¿O sí deleita? Decía el crítico Jordi Costa que si se le cayesen sesenta euros en el cerebro de Miguel Ángel Martín, se pensaría si ir a recogerlos. La imaginación del autor debe antojársele, pues, muy desagradable. ¿Deleita, la obra de Miguel Ángel Martín? A menudo el propio autor plantea el humor, expresión gozosa, como clave para la lectura de su obra. Sin embargo, en un número de Brian the Brain también advierte: “La cosa va de coña, así que si esbozáis una sonrisa el objetivo se verá cumplido, pero si os arranca una carcajada no dejéis de acudir al psicólogo.” ¿Es humorísitca, la obra de Miguel Ángel Martín? Sin duda, fuerza sus límites y nos empuja a un terreno todavía selvático: ¿qué es el humor? Algunas teorías ven en el humor un mecanismo de defensa psicológica. ¿Es la lectura humorística otra estrategia de distanciamiento respecto al contenido de sus obras? ¿O es el humor de Miguel Ángel Martín la clave para una lectura cabal de la realidad?

Bibliografía esencial:
- Anal Core (La Factoría)
- Big Whack! (La Factoría)
- Bitch (La Cúpula)
- Brian the Brain (La Cúpula)
- Crónica Negra (Editorial Midons)
- Días felices (La Factoría)
- HardON (La Factoría)
- Kyrie Nuevo Europeo (La Factoría)
- NeuroHabitat (La Factoría)
- Play Love (Rey Lear)
- Psychopathia Sexualis (La Factoría)
- RubberFlesh (La Cúpula)
- Snuff 2000 (La Factoría)
- The Space Between (La Factoría)