miércoles, 15 de abril de 2009

Coolhunting en La Plana: Lagou

Ninguna voluntad de establecer hostilidades con la todopoderosa competencia, si es que se puede llamar competencia a un monopolio absoluto.

Había olvidado analizar uno de los fenómenos castellonenses más intrigantes: la revista Go. No termino de tener claro qué me inquieta más: los anuncios, los pies de foto, los textos, las fotos de la familia feliz poniéndose morada en el Fosters Jolibú… Todos los viernes bajo religiosamente al bar de la esquina para tomarme un cortadito y tafanear esa publicación de cabecera.

Me suelo dejar el cine y la música, que tampoco están hechos con mucho criterio, y me zambullo en esos maravillosos reportajes que tienen que estar pagados y que ni con esas quedan bien. Paso los textos sobre belleza, sobre estudios de fotógrafos y sobre los diversos peintbols que proliferan por la provincia como las ferias de outlet.

Llegamos entonces al punto de verdad interesante de esta revista, al hard core de Lagou… los reportajes de las discotecas más hot de la provincia. ¿Qué decir de esas fotos, con los metrosexuales luciendo musculito y las chonis con cara de malota haciendo morritos? ¿Y los pies de foto? ¿Cosas como “Cuerpos de escándalo, con mucho estilo y ganas de divertirse”? ¿Y esos diyeis con pinta de panoli? ¿Y las discos que anuncian que allí encontrarás a la gente más guapa de Castellón?

Ni que decir tiene que no me prodigo demasiado por los sitios que se anuncian en Lagou, pero me gustaría mucho salir alguna vez. ¿Tengo que ir a Lapepa para que me pille un fotógrafo de esa revista?

Sigo pensando que Lagou es como Gran Hermano y todas esas mierdas, que todos lo ponemos a caldo pero lo leemos en secreto, aunque sea para mirar por encima del hombro a esos rumberillos y sentirnos algo más cool cada día.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

MUY BIEN LOLA... HACIENDO AMIGOS
;-)

María dijo...

Después de esto... yo de ti no me acercaría ni de lejos a estos locales... te linchan fijo.

Lulabylula dijo...

Amen hermana. Que de acuerdo estoy contigo! Yo solo la leo cuando en un bar estoy esperando a alguien y no hay otra cosa para ojear.