sábado, 10 de enero de 2009

Asomado a la viñeta. Y: El Último Hombre.

Y: The Last Man. Editorial Vertigo


Debido a una plaga sólo queda un hombre sobre la Tierra. Vale, está más visto que el tebeo. Pero, ¿y si esa plaga no afecta a las mujeres? Un único hombre y 3.000 millones de mujeres sobre la faz de la Tierra. Esto es algo más original, aunque seguramente sea el argumento de alguna película de género. De género porno, claro. Y es que, resulta difícil plantear la extinción de uno de los sexos de modo creíble y serio, que no parezca una patochada propia de un producto de bajo presupuesto.

Este es el punto de partida de la propuesta de este mes, la serie Y: El Último Hombre. Publicada por la editorial Vertigo mensualmente durante cinco años en USA, apareciendo su último número (el 60) en enero de 2008. Todos los machos del planeta (portadores del cromosoma Y) mueren, todos excepto el protagonista Yorick Brown y su mono, todos menos uno y ese uno es un 'pringao', claro que, estadísticamente si sólo queda un hombre en la Tierra lo más probable es que fuera eso o algo peor...

A diferencia de Los Muertos Vivientes, que definimos anteriormente como 'Road Comic', el viaje de los protagonistas tiene un fin definido, que se irá reescribiendo a lo largo del mismo. En un viaje alrededor del mundo se encontrará con piratas (ningún pirato), fanáticas, ninjas (tampoco ningún ninjo), militares, paramilitares, motoristas, marinas, científicas...

Prácticamente en cada hoja del tebeo hay una referencia a 'cultura popular' norteamericana, logrando que el lector se identifique más fácilmente con la situación, provocando muchas veces una sonrisa buscada por el guionista. Algunas de estas referencias serán comprensibles para la mayoría y otras para casi nadie, otras son convenientemente aclaradas por el traductor.

Gracias a una buena traducción no se pierde demasiado, es curioso en los tebeos de Planeta aparece en la contraportada algo que aporta tan poco para el lector como el nombre del presidente del grupo editorial, presidente de publicaciones… y no aparece el nombre del traductor, información a veces necesaria para acordarte de su familia por destrozar un guión (ya digo que no es el caso aunque en los números finales baja un poco el nivel de la interpretación).

Actualmente la serie la publica la Editorial Planeta, comenzó publicando 15 tomos que recopilaban dos números cada uno y luego se pasó a publicarlo en tomos de cinco números. Para coleccionarlo te aconsejo comprar los 'tomitos' del 1 al 12 (números 1-24) y luego los tomos El anillo de la verdad (24-31) Chica sobre chica (32-36) Muñecas de papel (37-42), Dragones con kimono (43-48) Madre patria (49-54). Actualmente falta por publicar el último tomo (previsto para 2009) si el desenlace está a la altura de los números anteriores estaré con los ojos en blanco unos cuantos meses, si no habré disfrutado muchísimo con la aventura de Yorick y su mono capuchino.

Guión: Brian K. Vaungh. Como la mayoría de los buenos escritores de ciencia ficción tienen la letrita después del nombre (lo que llaman 'middle name'), desde H.G. Wells, Philip K. Dick, Arthur C. Clark. Desde el primer número logra mantener el interés a lo largo de toda la serie, manteniendo un buen nivel de suspense, resulta muy difícil acabar un tomo y no abrir corriendo el siguiente.

Dibujo: Pia Guerra, trabaja junto con el guionista como co-autor de la serie, logra un dibujo naif que resulta cómodo al lector. Mención especial merecen las portadas, casi todas buenísimas, sobre todo a partir del número 21, a cargo de Massimo Carnevale donde hay algunas de las mejores portadas que se han visto últimamente.

3 comentarios:

Laszlo dijo...

Me gusta mucho como estructuras la sección y la elección del comic a comentar.Felicidades, no dejas de sorprendernos con buenas recomendaciones.Habías escrito antes sobre el tema?

Chispa dijo...

Por una vez y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con Laszlo.
Me encanta tu sección y leerte, aunque el cómic no sea un género que frecuente. Sigue asi.

Nono dijo...

Gracias por vuestros comentarios. La verdad es que nunca había escrito sobre este tema ni ningún otro. Intentaré mantener la línea ahora que se que, al menos, tengo dos lectores contentos. ¡qué digo mantener! ¡MEJORAR!