viernes, 23 de enero de 2009

Planeta Cine #11: Road To The Oscars 2009

Se ha dado el pistoletazo de salida para la gala de los Oscar de este año. Ayer, día 22 y justo un mes antes de la 'noche con más glamour del cine' (qué aborrecido tópico éste) salieron a la luz las nominaciones para este año. Vamos a pasar un mes en el que se nos va a vapulear con el nombre de Penélope Cruz hasta la saciedad. Y es que Pe, como ya habréis visto en todos los medios, está nominada a mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona, su último filme con Woody Allen. Independientemente de que me parezca sobrevalorado, y que en este caso han tenido mucho otras cuestiones, como ir de la mano de un director mítico como el neoyorquino, ya os avanzo que nuestra querida (o no) Pe es la gran favorita para ganar el Oscar. Dos motivos razonan este vaticinio. El primero es que su absoluta rival para ganarlo, Kate Winslet, finalmente no va nominada como secundaria sino como principal, lo que por matemática probabilística pura convierte a ambas en favoritas en sus respectivas categorías. El segundo motivo, mucho más banal pero sin duda muy ilustrativo, es que, cada año, el actor/actriz protagonista/secundario vencedor/a de la edición anterior lo entrega a su homólogo del sexo contrario al siguiente. Total, que ¿quién ganó el Oscar a mejor actor de reparto en 2008 y, por tanto, entregará el Oscar a mejor actriz de reparto en 2009?. Sí, efectivamente: Javier Bardem. ¿Qué puede resultar más promocionable planetariamente a los Oscar que Bardem dándole un Oscar a Pe? Y ya no entro en cuestiones más colaterales como que ambos coincidieran en sus inicios en Jamón, Jamón de Bigas Luna o en su supuesta relación como pareja...


Hoy será un Planeta Cine que dedicaremos casi exclusivamente a las nominaciones, en tanto en cuento quien aquí suscribe es un fan declarado de esa muchas veces denostada gala que, pese a sus muchos detractores, es todo un termómetro del estado del cine mundial. A este respecto, comentar que la cinta triunfadora en el Globo de Oro, Slumdog Millionaire, de Danny Boyle, una película británica con actores desconocidos y rodada en suburbios de Bombai, se alza sorprendentemente con 10 nominaciones, incluidas importantes como guión, película o director, algo impensable hace unos años. Aquí, mi apuesta (y ojo al batacazo que me puedo pegar) es que no será una cinta tan galardonada aquí como en los Globos, pues pienso que la Academia Norteamericana optará (y acertadamente, según mi punto de vista) en inclinarse por una película como El curioso caso de Benjamin Button, que con 14 nominaciones opta también a los principales Oscar. Si con Bardem y Pe teníamos morbo asegurado, no dudéis en que lo habrá estando Brad Pitt y Angelina Jolie nominados ambos como mejor actor y actriz protagonistas respectivamente. El Oscar a mejor actriz, pese a la decimoquinta nominación (la más nominada de la historia del cine) de Meryl Streep por La duda, lo tiene casi asegurado Kate Winslet, pero el de actor no lo está tanto. Yo sí se lo daría a Brad Pitt, un excelente actor a la sombra de un insalvable halo mediático que lo eclipsa como tal. Desde 12 monos que no estaba nominado, pero sí que ha hecho un puñado de buenos papeles que la Academia tendría que considerar, donde yo destaco el de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford. Junto a él, Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk, Frank Langella por su interpretación de Nixon en Frost contra Nixon o, sobre todo, Mickey Rourke por The wrestler, son sus rivales.


Lo cierto es que cada nominación me evoca líneas y líneas de texto que comentar, pero no deberíamos alargarnos en exceso. Si queréis comentar algo específicamente, estoy abierto a debatirlo en los "COMENTARIOS" de esta misma entrada de Blog. Hay un par de Oscar absolutamente seguros, como el de la maravillosa Wall·e a mejor película de animación, que debería (a mi juicio) ganar también el de mejor guión original (al cual va nominada también) y debería haber estado nominada (aunque sin posibilidad de ganarlo) a mejor película del año, pero ya está visto que la animación, como el terror o la comedia no suele triunfar mucho entre los académicos. A Mejor Película optan El curioso caso de Benjamin Button, Slumdog Millionaire, Mi nombre es Harvey Milk, Frost contra Nixon y la gran sorpresa: El lector de Stephen Daldry, un director muy querido por la Academia que ya estuvo nominado por Las Horas y que en este año opta nuevamente a la estatuílla.


El segundo de los Oscar cantados es el de mejor actor de reparto para el fallecido Heath Ledger por El caballero oscuro (película que por cierto es de las más nominadas, con 8, la gran mayoría de carácter técnico). Por dos motivos, el primero y principal: se lo merece. Se merienda a Batman en cada plano, dotando de una comicidad tan tenebrosa como perturbada a un personaje como el Joker, teniendo en cuenta que anteriormente había sido interpretado el legendario Jack Nicholson. El segundo, obvio, es cómo se ganaría a la audiencia la entrega de un premio de carácter póstumo, a un actor como él, recogiéndolo su familia, el drama que eso conllevaría y la lágrima fácil que, no nos engañamos, siempre se busca con los discursos emotivos de agradecimiento.


Y como digo, mucho más se podría decir y, sobre todo, debatir. Empiezan las quinielas y en las próximas semanas van a estrenarse la práctica totalidad de películas nominadas. Aquí en Planeta Cine nos haremos eco de ellas e iremos informando como siempre de las cuestiones más relevantes. Sólo despedirme diciendo que es una semana corta en estrenos, sólo 4, entre los cuales destaca sobradísimamente Revolutionary Road, de Sam Mendes, que aunque ha sido la gran derrotada en las nominaciones, es una película que merece la pena ver. La crónica de un naufragio existencial entre un matrimonio (interpretado por Kate Winslet y Leonardo di Caprio 10 años después de "naufragar" también, pero en el Titanic) anquilosado en su rutina familiar y social, una historia crítica narrada desde la superficialidad de una vida acomodaticia instalada en la consecución del llamado sueño americano, muy al estilo de su magistral opera prima American Beauty. También se estrenan La mujer del anarquista, Transporter 3 y El gran Stan, pero no disponemos ya de más espacio para desarrollarlas. Ya sabéis, cualquier cuestión, la comentamos, como su nombre bien indica, en los comentarios.

2 comentarios:

mada senerb dijo...

The Wrestler, The Wrestler, The Wrestler!!!! Aronofsky rules the world!!!!

Iván Bort Gual dijo...

Jajajaja... Pues es un gran favorito... pero teniendo en cuenta cómo es la Academia, la interpretación de Frank Langella de un personaje histórico emblemático de Estados Unidos como Nixon, o incluso el favor del público homosexual haciendo lo propio con Sean Pean por su Harvey Milk... no sé... yo votaría por Brad Pitt, pero es un Oscar de los más competidos, el de actor principal. Recordemos que "The Wrestler" sólo opta a dos premios, éste y el más desafiante para Penélope Cruz, el de actriz de reparto. Marisa Tomei es el gran escollo para que Pe no acabe ganando el Oscar.