sábado, 25 de octubre de 2008

La noche de las revelaciones.


Poco se sabía de Russian Red y Vetusta Morla hace menos de un año, pero lo demostrado ayer sobre el escenario del Greenspace (Valencia) y, sobre todo, en sus sendos discos de debut, dejan entrever que estamos ante dos firmes candidatos a alzarse con el título honorífico de artista revelación del presente año.


Con las entradas agotadas desde días antes y con una puntualidad inglesa (raro en este tipo de festivales), la madrileña Lourdes Hernádez salió al escenario bajo el nombre artístico de Russian Red (pseudónimo que se puso por una marca de pintalabios que la misma usa). Con Take me home comenzó su repertorio encaminado a presentar su álbum de debut I love your glasses (Eureka Records, 2008) demostrando, ya desde de las primeras notas, que su indie-folk se hace mágico cuando Lourdes demuestra la impresionante y dulce voz que posee. Aspecto que se vio reforzado con el siguiente tema No past land, auténtica joya que manifiesta que la voz de Lourdes en directo gana mucho más que en el disco, desde mi punto de vista, demasiado producido. El ánimo del público subió con temas como They don’t believe o Nice thick feathers, esta última conocida popularmente a través del precioso anuncio de la marca de helados Häagen Dazs realizado por la agencia TBWA.

El lanzamiento de una rosa por parte del público, aceptada por una ruborizada Lourdes, dio paso a la interpretación de los últimos temas de su concierto, entre la que destacó Cigarretes, tema con el que Lourdes consiguió alimentar el boca a boca a través de su myspace mucho antes de la publicación de su disco.

La tranquilidad de Russian Red dio paso a la energía de Vetusta Morla, que volvía a Valencia tras el afamado concierto en la sala Wah Wah meses atrás. Quién haya tenido el placer de escuchar Un día en el mundo (Sonobox, 2008) se habrá dado cuenta de la calidad que atesora esta banda madrileña, que, a pesar de darse a conocer en la actualidad, llevan más de 10 años de recorrido juntos.

El comienzo del concierto, con problemas técnicos al principio, no podía ser mejor con el enlace de tres de sus mejores temas: Autocrítica, Rey sol y Un día en el mundo, tema con el que el recinto del Greenspace parecía caerse. No obstante, el tempo inicial del set-list dio un respiro con Copenhague y su “Dejarse llevar suena demasiado bien. Jugar al azar, nunca saber dónde puedes terminar...o empezar”. Tras ella, y una vez superados los problemas técnicos, la intensidad volvió a subir con temas como La marea, Sálvese quien pueda o Pequeño desastre animal; y es que el grupo encabezado por Pucho demuestra saber defenderse muy bien encima de los escenarios con unas composiciones muy influenciadas por los reyes de Oxford, Radiohead, y que en directo ganan muchos enteros.

Con el público totalmente entregado y los miembros de Russian Red y Facto de la fé y las flores azules disfrutando del espectáculo desde los laterales del escenario, el concierto llegaba a su fin con un Pucho dando instrucciones de cómo participar cantando en el último tema del set-list, Saharabbey road. Un final de fiesta espectacular que terminó con Lourdes y compañía dentro del escenario acompañando a unos Vetusta Morla que habían justificado a lo largo de más de una hora de concierto la razón por la que han obtenido recientemente el Premio Ojo Crítico de RNE dentro de la categoría Música Moderna.

Fdo: Mada Senerb

Russian Red- They don't believe



Vetusta Morla - La cuadratura del cícrulo


2 comentarios:

Ana dijo...

Un gran acierto lo de incluir los vídeos, mola!!!

Anónimo dijo...

Russian Red es algo nuevo, ya era hora de que alguien innovara en el panorama musical. Además de que el nombre me encanta.