domingo, 12 de octubre de 2008

La 'rabia' del señor Cooper

Ya lo dijo el señor Díez/Cooper a los pocos minutos de empezar el concierto: "Es bastante 'especial' tocar delante de público sentado". Y eso que habían empezado a lo grande, tocando Un nudo en la garganta, uno de sus temas más conocidos.
Cooper fueron los encargados de abrir este nuevo ciclo Ricoamor en la sala de Cámara del Auditori, que se quedó bastante justa para dar cabida a todo el mundo que, a pesar del puente, del tiempo malditootoñal, de la crisis y de todas esas historias, sí que respondió.
El que fuera líder de Los Flechazos fue repasando prácticamente uno por uno los temas más conocidos de sus dos LP (Fonorama y Retrovisor) y de los diferentes EP que ha publicado desde que decidió que eso de grabar discos largos no está hecho para él. Incluso avanzó algunos de los temas que fomarán parte de Lemon Pop, el EP que verá la luz el próximo 20 de octubre.
Aunque Alejandro Díez ya dijo que el público podía dar palmas, bailar o hacer lo que le viniese en gana, todavía tuvo que esperar algo más a que los asistentes despertaran de su letargo. Fue precisamente al tocar la enérgica Rabia (que podría ser el himno oficioso de Un Planeta Gris) cuando el público empezó a responder y a disfrutar. Cooper puso entonces en escena algunas de sus canciones más coreadas, como Oxidado, 747 o Cierra los Ojos... y debió funcionar, porque si no no les hubiera tocado hacer un segundo bis cuando ya habían encendido las luces de la sala para desalojar al personal.
Y nada, que al señor Díez/Cooper le sienta bien eso de tener canas. Además, así se parece más a Paul Weller.

2 comentarios:

ra dijo...

Por cierto... por qué este blog no tiene banda sonora? Yo lo dejo caer.

Anónimo dijo...

a mi me encandilo el concierto, me gusto muchísimo; pero llamarme antigua o lo que queráis: Los conciertos así sin baile y sin cerveza no me saben igual. Siempre que voy al auditorio digo "esta es mi última vez". Evidentemente acabo volviendo, acabo disfrutando y luego vuelta a empezar como un pez que se muerde la cola.
Espero que, por lo menos, en el próximo alguien se eche un bailoteo. Al igual me arranco yo, que hay que darle aires nuevos a esta nueva temporada.