martes, 25 de noviembre de 2008

Para Navidad… una calculadora...














Publicada en www.flickr.com

“De hoy en un mes, Navidad”. Seguro que esta será una de las frases que más se escuchen durante el día de hoy, y es que comienza la cuenta atrás, quedan exactamente cuatro semanas para que llegue el día de Navidad y este año, la crisis será una invitada más en la mesa. Ya hace días que los escaparates nos desean felices fiestas y nos invitan a comprar los primeros regalos con el fin de no dejarlo todo para el último momento y evitar así colas innecesarias y saturación en los comercios. Son tiempos de vacas flacas y el consumidor, pendiente de su bolsillo y a diferencia de otros años, busca las mejores ofertas en el momento de comprar cualquier producto. Los comerciantes lo saben y por ello muchos ofrecen descuentos que oscilan entre el 10% y el 30% para incrementar sus ventas antes de la llegada de las deseadas rebajas.

El consumo se dispara en estas fechas, no obstante; según un informe presentado por la Unión de Consumidores de Castellón, se prevé que el gasto medio de las familias castellonenses esta Navidad rozará los mil euros, exactamente 270 euros menos que la media de 2007. Y es que el peso de la crisis se deja notar cada día, los consumidores se ajustan el cinturón y compran sólo productos de primera necesidad. Desde la Unión de Consumidores aconsejan elaborar un presupuesto previo, comparar precios y evitar las compras compulsivas para no llevarse un susto a final de mes y hacer que la cuesta de enero sea más llevadera.

Uno de los sectores más afectados por la reducción del presupuesto navideño tanto de particulares como de empresas es el del turrón y el de los lotes y cestas de Navidad que de momento registran pérdidas del 70% a la espera de recuperarse en las semanas próximas a las celebraciones. La venta de cordero y de jamón ibérico también se resiente por la crisis.

Se reduce el gasto en cenas y decoración y se mantiene, incrementándose en algunos casos, la inversión en lotería para el día del sorteo del 22 de diciembre con la esperanza de que les dé el respiro que necesitan para hacer frente a la hipoteca y los gastos del hogar. Sin duda alguna, para todos aquellos que revisen su hipoteca a partir de diciembre el mejor regalo de estas navidades será la bajada del euríbor.

A la luz de una candela
Los ayuntamientos se suman al ahorro en tiempos de crisis. Las luces que decoran las calles de muchos municipios de la provincia de Castellón reducirán su horario de encendido para ahorrarse unos euros y reducir las emisiones de CO2; serán unas navidades más económicas además de ser más sostenibles. Ayuntamientos como el de Nules o el de Borriol reducirán las horas de encendido del alumbrado, otros ayuntamientos en cambio, como es el caso del Burriana, apuestan por otro tipo de alternativas como crear nuevos adornos luminosos más ecológicos.

3 comentarios:

Laszlo dijo...

¡Qué engañabobos es la Navidad! Y pasan los años y siempre igual...¡qué poco avanza la humanidad!

Bartosz dijo...

Yo soy de las que les gusta gastar en regalos. Las Navidades son una escusa para poder estar con la familia y tener un detalle con ellos. Y para los niños es la mejor época.
Pero este año en lugar de langostinos... calamares

álvaro zarzuela dijo...

eh, la Navidad mola :)